Nuestra vida comunitaria a pesar de no practicarse de manera intensa y cotidiana , es para nosotros de gran importancia, permite el sentido de pertenencia, la experiencia de comunidad, fortalecer, nutrir y acrecentar la fe, ser una apoyo mutuo en las diferentes realidades. Todo esto dentro del ejercio de una vida Cristiana, muy activa en, oración, adoración, trabajo y la participacion colectiva en la Sagrada Eucaristía.  Es por ello que  los domingos  de cada semana, tenemos un encuentro en el que compartimos como una verdadera familia apostólica. Asi como tambien contamos, con una casa cede, en zona rural, a cinco minutos del municipio, de Sucre Santander de sur.